1 octubre, 2018

Todavía me acuerdo de cuando asistí  a mi primera clase de Iyengar yoga en el estudio de un amigo en Barcelona. Nunca antes había ido a una clase de yoga e inmediatamente me extrañó el uso de cinturones y de bloques de madera (Iyengar yoga props). Al terminar la clase, este aspecto me había dejado fascinada: Cómo podía llegar a hacer posturas tan complejas con la ayuda de una cuerda o una silla y cuan eficaces eran los ajustes del profesor a través de las indicaciones tan precisas que me hacía.

Quería volver ya la semana siguiente!

 Tacos de madera

Tacos de madera

 Cuerdas

Cuerdas

Después de este pequeño relato de mis inicios, y hablo de hace ya más de 15 años (cómo pasa el tiempo), quiero desmentir algunas falsas creencias sobre la idea de que el yoga Iyengar, debido a que hace uso de «soportes», es un yoga para principiantes o para personas que tienen problemas físicos.

Es normal que quien no haya profundizado en este método, no pueda entender el uso de los soportes; Y sobre todo, que su cuerpo no pueda apreciar los efectos y beneficios tan grandes que ellos aportan.

Primero, decir que los soportes crean una memoria en el cuerpo justo en aquella zona donde nuestra consciencia corporal no ha llegado todavía. Así crean un despertar a nivel celular y kinésico para que la zona en cuestión se vuelva «inteligente», como, por ejemplo. puede ser la musculatura posterior de la pierna o el dedo pequeño del pie.
Guruji hablaba mucho de «volver inteligente» aquella parte que todavía no ha sido «tocada» por la consciencia y que, estando aún dormida, no
puede funcionar como otras partes del cuerpo. Gracias los soportes, conocemos a travès del cuerpo y llegamos a desarrollar su máxima capacidad.

 Cinturón, mantas y esterilla

Cinturón, mantas y esterilla

Asanas (posturas) como Viparita Dandasana, Urdhva Mukha Svanasana, con el uso de las cuerdas,  nos ayudan a conocer la capacidad maxima de cada uno. Y nos permite realizarlas sin lesiones y sin miedo. También se revisan los movimientos incorrectos o las contracciones y extensiones incorrectas. Se observa el alineamiento, disminuye la tensión muscular y la respiración, sobre todo, se hace profunda y sutil.

Cada soporte, ya que hay muchos, algunos desconocidos por los neo-principiantes, tiene su función; Por ejemplo, las vendas en los ojos o alrededor de las sienes son muy útiles para los dolores de cabeza o para problemas de hipertensión.

Con este pequeño artículo, que es simplemente un esbozo del uso de los «props», os invito a probar una clase de yoga Iyengar prestando atención a cada acción. Con el uso del soporte adecuado para cada postura, os notareis renovados y sobre todo, notareis que partes del cuerpo desconocidas, se vuelven conocidas!