Raquel

Directora e instructora de Yoga Iyengar
Raquel
El Yoga es un camino  hacia el «Ser» que requiere devoción y disciplina

Hace doce años conocí a Carlos Uanini en su Estudio «Yoga articular» en Barcelona, con quien empecè a tomar clases y que luego se volvió mi mejor amigo.

Todavía me acuerdo aquel día, salí de la clase con una gran vitalidad y sobre todo me había sentido fuerte y presente en mi cuerpo, no tuve duda en seguir…

En Roma, conocí a la que fue mi profesora formadora y la que me transmitió el amor por esta antigua y maravillosa arte, Grazia Melloni.

Ahora sigo con entrega y con curiosidad mi aprendizaje con otros maestros:

Viajé a la fuente a conocer B.K.S Iyengar en Pune en el «Iyengar Mamorial yoga Institute», estuve un mes y medio practicando y adentrándome en el Yoga Iyengar.

El yoga  Iyengar es un camino paulatino hacia el Ser y requiere devoción y disciplina, sus frutos son maravillosos y hay que seguir cada día sintiendo cada  «Asana» como nueva!!!

Practico Yoga Iyengar, que toma su nombre del maestro B.K.S. Iyegar;

Sigue la filosofía de los ocho petalos de yoga descritos por Patanjai en los» Yoga Sutras»,sus características son la intensidad, la alineación y el dinamismo.

Es buscar «el no esfuerzo dentro del esfuerzo».

Esto se consigue con el correcto alineamiento.

Permitiendo que tu cuerpo se soporte cada vez más en su estructura esquelética en lugar de sólo con el esfuerzo muscular, y también a través de un tipo de memoria somática que se adquiere por repetición.

Esto elimina el esfuerzo muscular innecesario.

Sus beneficios son inmediatos , y a partir de una práctica constante la finalidad es saber extender la «inteligencia» corporal a todas las células del cuerpo, consiguiendo flexibilidad mental, emocional y física.

Eso permite estar más presentes y más vitales!